Hace poco os comentaba que, recientemente, Amazon está dando opción para que los libros publicados en su plataforma puedan también comercializarlos las distribuidoras y librerías que lo deseen a través sus propios canales. Son acuerdos comerciales que establece Amazon con los demás sectores de la industria interesados en títulos concretos, sin mediación del autor aunque, en mi caso, con agradecimiento:

Hace apenas dos meses desde que he empezado a tomar a Amazon como una opción editorial viable, y ya están comercializando la mayoría de mis títulos en Estados Unidos PBShop US, Californiabooks, Prepbooks y Peach Media, y ahora están llegando ya a librerías, entre ellas Books-A-Million, la segunda cadena más grande de Norteamérica, con 260 tiendas en 32 estados.



Realmente, todo está avanzando muy deprisa, junto a mi alegría e ilusión para seguir escribiendo y publicando; está claro que Amazon ya no es solo la mayor librería del mundo, sino que se está convirtiendo paso a paso también en un nuevo modelo editorial.

Más adelante, hablaré de ello de manera más extensa, pero de momento estoy muy contento, tanto por haber tomado la decisión de publicar en Amazon como por el respaldo recibido por distribuidoras y librerías, en especial, por la posibilidad que ello brinda de hacer más accesibles los libros a los lectores. ¡Muchísimas gracias!

0 comentarios:

Publicar un comentario