Cuando los portugueses llegaron a Japón en 1548 se encontraron con un país civilizado, así que optaron por la colonización mediante alianzas con los jefes de distintos clanes nipones que eran rivales entre ellos. En este marco histórico sitúa el joven escritor coruñés Miguel Ángel Villar Pinto su novela histórica El camino del guerrero, que presentó ayer en la Libraría Couceiro acompañado por representantes de la editorial malagueña que la publicó, Corona Borealis, y de la distribuidora compostelana Grial. La obra cuenta los hechos de una época convulsa y de grandes transformaciones, que el autor refiere a través de los personajes para poner de manifiesto los contrastes entre una cultura en comunión con la naturaleza y la armonía del espíritu y la que busca el interés material e individual. Miguel Ángel inició su trayectoria literaria en 1998, cuando fue finalista del certamen de cuentos de Repsol. Ha publicado varias novelas históricas y de ciencia ficción y una serie de cuentos fantásticos ambientados.

0 comentarios:

Publicar un comentario