La Opinión, 1 de marzo de 2007


"Repasando para un examen decidí que ya podía escribir"

"Para una editorial apostar por un artista nuevo supone un riesgo importante y para el escritor, por lo menos, tres años de espera"

Una noche, antes de un examen, el coruñés Miguel Ángel Villar Pinto decidió que iba a dejar sus estudios de Historia y que iba a retomar su verdadera vocación, la escritura. Desde entonces, han pasado ya tres años y ahora empieza a recoger los frutos de haberse dedicado a la literatura a tiempo completo. Su última obra la presentó el lunes en A Coruña, Leyendas de Arabia, una reinvención de Las mil y una noches.


¿Qué se van a encontrar los lectores de su última obra?
Es la recopilación de ocho relatos, ocho cuentos ilustrados que están inspirados en las historias de Las mil y una noches. Son historias recreadas en Oriente, en la Época Medieval árabe que se mezcla con tintes fantásticos. Es un libro en el que cada relato es independiente pero a los que une un nexo común, el mensaje que cada uno encierra, como una enseñanza. Podemos decir que sigue la línea de Aladino. ¿Qué se van a encontrar los lectores? pues desde magos y genios a desiertos encantados.

¿Cómo nace este proyecto? porque usted ha escrito más novela histórica que relato corto.
Esta colección de cuentos es la primera que ha visto la calle de las tres que tengo escritas. Para las editoriales, apostar por un escritor nuevo supone un riesgo muy importante y, para el escritor, cuando menos, tres años de espera, desde que decide publicar hasta que una editorial se encarga de hacerlo. Así que escribo obras de géneros diferentes para cambiar y probar otros estilos y porque no me dedico a otra cosa.

Leyendas de Arabia es una obra ilustrada por Álvaro Busto, ¿cómo se forja esta colaboración?
Álvaro Busto es de A Coruña, como yo, así que podríamos decir que esta obra es casi plenamente coruñesa, sólo que la editorial es andaluza. Álvaro y yo somos amigos desde hace mucho tiempo, lo curioso es que no supe que era ilustrador hasta que comencé a escribir y ahora procuro trabajar con él siempre que puedo.

Un día decidió dejar sus estudios en la facultad de Historia y lanzarse a la aventura de convertirse en escritor, ¿fue un impulso o ya lo había meditado?
Yo me matriculé en Historia para escribir y, según iban pasando los años y los cursos me empecé a olvidar de mi verdadera vocación, entonces, una noche, antes de un examen, estaba repasando los apuntes y leyendo El alquimista, de Paulo Coelho y decidí que ya estaba preparado para escribir. Tenía muchas ideas en la cabeza y me dediqué, durante los tres años siguientes, que fueron muy duros, por cierto, a hacerlas realidad, a escribirlas.

En su página web adelanta el título de su próxima obra, El portal, cuéntenos algo más.
Es una obra que está muy relacionada con este Leyendas de Arabia porque nace de uno de los cuentos de este libro. Es una novela de misterio y terror que cuenta la historia de unos mercaderes que se pierden en el desierto y que empiezan a vivir situaciones un tanto extrañas.

0 comentarios:

Publicar un comentario